LENGUAS DE UN PASADO, HUELLAS DE UNA NACIÓN.

Ampliar portada

Los estudios sobre lenguas indígenas de México En el siglo XIX.

Autores

Bárbara Cifuentes

Ficha técnica

Materia: Lingüística

ISBN: 970-722-094-5

Páginas: 112

Año: Enero 2006

P.V.P.: 200.00 pesos

Sinopsis

La obtención de un diagnóstico preciso sobre el número y calidad de los habitantes del país fue una tarea insoslayable para los gobernantes e intelectuales mexicanos del siglo XIX. Las sociedades científicas de la época, y de manera particular la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística (1833), asumieron la responsabilidad de dar cuenta de la variedad de la población residente al interior de las fronteras nacionales. Los responsables de las investigaciones atendieron a las espectativas , métodos analíticos y resultados que ofrecían dos recientes disciplinas: la etnografía y la lingüistica. Bajo esta doble criba examinaron la información estadística existente así como la vasta literatura colonial. Laas pesquisas que llevaron a cabo Manuel Crisóstomo Náxera (1803-1853) sobre las semejanzas entre las lenguas americanas y asiáticas; Manuel Orozco y Berra (1816-1881), relativas a la movilidad espacial y temporal tanto de los pueblos como de las lenguas, así como las clasificaciones genealógicas y tipológicas- subdivisiones por grupo, familias, lenguas y dialectos- que presentó Francisco Pimentel (1832-1893), da clara muestra de los grandes esfuerzos, institucionales y personales, para reconstruir el multilingüismo existente en México. En este libro, Bárbara Cinfuentes nos ilustra sobre las interpretaciones que hicieron estos y otros eruditos mexicanos a un par de añejas preguntas: ¿cuál es el origen de los pueblos amerindios y cuáles son las causas de la vitalidad de sus lenguas ?. Estas interrogantes no se plantearon por primera vez en el siglo XIX y aún son tema de debate en los escenarios científicos de nuestro dás.

© 2011 Plaza y Valdés. Manuel María Contreras, 73. Col. San Rafael. México, D.F. C.P. 06470 MEXICO. (55) 50972070.
Página desarrollada por Tres Tristes Tigres